SilvanaSilvana González. Soy Abogada, trabajo y estudio; sin embargo, mi labor principal y de 24 horas al día es ser mamá páncreas del DiabeT-REX y de otra hermosa princesa. En octubre de 2011 la diabetes tipo 1 llegó a nuestras vidas, sin previo aviso y para instalarse definitivamente. Antes de eso, todo lo que conocía de esta enfermedad estaba básicamente equivocado.

A partir de ese momento, me dediqué a aprender y aplicar todo lo que estaba a mi alcance para que él llevara una vida cuasi normal y feliz, como cualquier niño de su edad.

Siempre digo que la diabetes llegó a mí “para algo”, y fue así que me ha permitido aportar mi grano de arena, a través de la Fundación Paraguaya de Diabetes – FUPADI, en donde me desempeño como miembro del Consejo de Administración desde el año 2013. Desde ahí hacemos lo posible para ayudar, educar, contener y luchar por conseguir una mejor calidad de vida para los pacientes de escasos recursos con Diabetes tipo 1 y 2.
DiabeT-Rex es un proyecto particular, que se concretó gracias al estímulo de mi familia, de mis dulces amigas y sobrinos páncreas, y sobre todo, de los “Tíosaurios”; amigos extra-diabetes, que no pararon de insistir y apoyar hasta que esto viera la luz. Para todos ellos mi agradecimiento eterno.
La idea principal del blog es que juntos sigamos las huellas del T-Rex para aprender, educar, apoyar, contener, reír, llorar o cualquier otra situación que quieran compartir con nosotros.
Desde ya, agradezco a todos por tomarse unos minutos para leernos y por ayudar a compartir mi experiencia como mamá páncreas de un dulce mini T-Rex.
La diabetes es una condición, en extremo, demandante y solamente el mismo paciente será capaz de cuidar de sí mismo las 24 horas del día; por lo tanto, Independencia, autonomía y responsabilidad en el tratamiento es lo que deseo lograr, para mi T-Rex y para todos.

Asunción, 15 de julio de 2016