Síguenos:

Tengo uno viviendo en mi casa y tiene 6 años. Él es enorme pero pequeño, feroz pero tierno, valiente pero con miedos, inteligente pero inocente, y su característica principal: su dulzura iridiscente.
Hacen ya casi 5 años que el T-Rex tiene Diabetes tipo 1, cuando fue diagnosticado era apenas un mini dinosaurio en pañales, y desde ese mismo día me viene dando lecciones de vida a diario.
Sólo un niño con la ferocidad y el coraje de un enorme Tiranosaurio podría acostumbrarse a convivir con esta dulce condición, que nos tiene caminando en la cuerda floja todos los días.
Dejar huellas como los dinosaurios al compartir esta aventura y que mi experiencia como ‪#‎mamapáncreas‬ le sirva a otras que se inician o que ya son veteranas en esta “vida sube y baja”; hacer sentir a esas familias que no están solas y que todo lo que se quebró en algún momento se puede volver a enmendar, es mi intención primordial.
Pero mi objetivo va más allá, quiero poder lograr que aquellos “profanos de la diabetes” se interesen en ella, llegar a un punto en que cualquier persona que no tenga ninguna relación con esta condición me pregunte: porqué se le dice Tipo 1? Como te diste cuenta de que tenía diabetes? Es difícil el tema de la alimentación? Cómo hacen con el colegio? Usa insulina?.
Confieso que me brillan los ojos cuando alguien me pregunta sobre ella, desde lo más básico hasta lo más rebuscado; eso me motiva a seguir leyendo, educando y a seguir adelante; sueño con conseguir que cualquier persona reconozca los síntomas o sepa cómo actuar ante una emergencia.
Quienes tenemos un niño con diabetes tipo 1 en casa, no sólo aprendemos sobre ella, informarse ES una obligación inherente a nuestra posición de padres cuidadores; sin embargo, el común de la gente no la conoce ni tiene por qué y ahí nace nuestra responsabilidad de enseñar, para evitarnos esos malos ratos de que nos miren feo o raro cuando medimos o aplicamos, o cuando nos ponemos a leer etiquetas en los supermercados o cuando portamos una enorme cartera con insumos y rescates para las hipos.
Este espacio no pretende ser una biblia en el manejo y cuidado de la Diabetes tipo 1, la que suscribe es apenas una #mamapáncreas que trabaja y estudia, con las mismas dudas, miedos y sentimientos en general que la mayoría, con otra princesa que atender y a quien dar cariño.
Indudablemente la diabetes ocupa un lugar muy importante en mi casa, pero no el primer lugar; la vida sigue a la par de ella, tratamos de llevarla lo mejor posible, aplicando todo lo aprendido, no somos perfectos porque somos humanos; nos equivocamos, corregimos; celebramos los buenos días, los números en rango y sobre todo; pisamos tierra, somos realistas; sabemos que en esto no hay exactitud y tratamos de que la dulzura no se nos suba a la cabeza, hay un pequeño gran T-Rex antes que ella.
Como siempre nos dice la endocrinóloga: “En diabetes, nunca hay que creerse baqueano”; y cuánta razón tiene, llega un momento en que hacemos todo mecánicamente y nos olvidamos de analizar nuestros errores o aciertos; por eso la idea es que hablemos sencillo, concreto y claro; nadie tiene la fórmula para tener los números perfectos, ni el más extraterrestre de todos.
Este espacio estará disponible para compartir alegrías, hacer catarsis, reír, llorar, aprender, ayudar, debatir; y principalmente, para demostrar que con diabetes ‪#‎Sísepuede‬ , que nuestros dulces tienen las mismas oportunidades que los demás de sobresalir y hacer lo que planean para su vida presente y futura.
No puedo dejar de agradecer a los amigos, aquellos “ajenos a la Diabetes”, que me motivaron desde siempre para que dedicara mi escaso tiempo libre a compartir mi experiencia y que ella se convierta en una pequeña contribución en esta inmensa tarea de educar, contener y ayudar. Igualmente, a mi ‪#‎teamDt1‬ que son mi mayor motor, empezando por el T-Rex que tengo en casa; mis ‪#‎mamispancreas‬; mis ‪#‎sobrinosDt1‬ y los seres que habitan este mundo pero que en realidad son extraterrestres, sin ellos la vida no tendría este sabor acaramelado que nos empalaga.
Sigan al simpático y dulce dinosaurio para compartir su diabetes con nosotros.
Bienvenidos!

Síguenos: